Descubriendo la Isla de Malta y su inglés | Viajando con Fran

Descubriendo la Isla de Malta y su inglés

Hace unos días volví a encontrarme con mi amigo inglés, ese loco que viaja sin parar por todo el mundo desde hace 18 años. Hace varios meses que está dando vueltas y haciendo negocios por Sudamérica, y nos juntamos a tomar algo y charlar, en su reciente visita a Buenos Aires. Hace poco les había contado una historia muy divertida de este personaje, en su intento por escapar de Venezuela.

Pepe, como le vamos a seguir llamando para protegerle la identidad, es un personaje muy interesante. De procedencia italiana, nacido en Malta, criado en Inglaterra; no habla casi español, pero se desenvuelve muy bien en inglés obviamente, en italiano y en árabe. Si uno lo escucha hablar inglés, pareciera que es italiano porque tiene un acento muy marcado. Esto es en gran parte porque desde que tiene 18 años anda dando vueltas por el mundo, de un lado a otro, invirtiendo y buscando oportunidades de negocio de mediano y alto riesgo.

Queriendo entender mejor de dónde había salido este personaje tan particular, empecé a analizar un poco su procedencia y sin dudas había un agujero negro en mis conocimientos: Malta.

Inglaterra e Italia están dentro de los 10 países más conocidos del mundo y han sido grandes partícipes de la historia mundial. Sus personajes son bien conocidos y cualquiera puede tener alguna idea de cómo son las culturas de estos dos países. Pero Malta la verdad es que, hasta para mí (un fanático de la geografía y de los viajes), es un país bastante desconocido. Sabía que existía, conocía su bandera, pero la verdad que no mucho más. Ni siquiera tenía muy en claro dónde estaba ubicada.

Y esto es lo que aprendí, como siempre con Google, Wikipedia, y varios blogs como bibliografía:

  • Malta es un archipiélago con dos islas principales muy chiquitas (en total 316 km2) en el medio del Mar Mediterráneo, al sur de Sicilia (la isla italiana que parece la pelota que está pateando la bota que representa la Italia continental), al este de Túnez, y al norte de Libia.

isla de malta

  • Es uno de los países más pequeños del mundo y uno de los que tiene mayor densidad poblacional, con un total de alrededor de 450.000 habitantes.
  • Malta se independizó del Reino Unido en 1964, por lo que es un país bastante nuevo.
  • Valletta es la ciudad capital y es la capital más chiquita de la Unión Europea.
  • Debido a su ubicación estratégica, Malta fue conquistada por los fenicios, los romanos, los moros, los normandos, los franceses, los ingleses, etc., etc.
  • Prácticamente toda la población es católica.
  • Es un gran destino turístico, con mucha historia, con una espectacular catedral, varias iglesias interesantes, muchos museos, ruinas antiquísimas de la era prehistórica; pero también mucha belleza natural. Acantilados que forman cuevas y arcos de película, y unas playas que no tienen nada que envidiarle a las mejores del Caribe.
  • Existen dos idiomas oficiales: el maltés y el inglés.

Últimamente, Malta se está consolidando como un destino para aprender inglés. Creo que, hoy en día, a nadie le quedan dudas de que la mejor forma de aprender un idioma es hacer algún tipo de experiencia de intercambio cultural. Yo tuve varios años de inglés en el colegio y después en un instituto en Argentina, pero mi aprendizaje más valioso fue cuando recibimos un estudiante de intercambio de Estados Unidos en mi casa por un año. Bryan hablaba siempre en español, pero a mí me habló todo el año en inglés, para “descansar” un poco su cerebro, y eso llevó mi listening a un nuevo nivel: bilingüe.

Pero me faltaba práctica para el speaking, y esa fue una de las razones por la que años más tarde tuve mi experiencia de work and travel en California, que después repetí varias veces. Ya estaba listo, aunque siempre hay que practicar para mantener la fluidez y no perder el vocabulario.

Pero la forma más rápida de aprender es directamente ir a un país de habla inglesa, tener la experiencia de intercambio cultural, y también estudiar inglés. Porque en mi caso, al tener una experiencia de trabajo afuera, y no de estudio, si bien aprendí muchísimo del vocabulario informal del día a día, hay gran parte del vocabulario más formal que no tuve la oportunidad de aprender.

Varios amigos míos hicieron esto en Londres o New York, mega ciudades donde el tiempo no suele ser el mejor (mucho frío y nieve, o lluvia y viento). Son ciudades fantásticas, pero demasiado grandes como para tener una experiencia un poco más íntima con una nueva cultura.

Y es ahí donde Malta ofrece un diferencial, aprender inglés en un entorno más chico, más íntimo, en una isla en el medio del Mediterráneo, con playas de aguas turquesas, no parece nada mal. La cultura de la hospitalidad del sur de Italia, sumado al inglés como idioma oficial por haber sido colonia británica por más de 160 años. Nada mal.

Haciendo una breve búsqueda de las distintas escuelas de inglés de la zona (están organizando toda una industria turística alrededor de la enseñanza del inglés), me topé con varias escuelas que me parecieron interesantes porque ponen mucho foco en la parte social e interactiva del aprendizaje.

Hace poco leí “David y Goliat” de Malcolm Gladwell (mi autor favorito), y había todo un capítulo del libro que analizaba los pros y las contras de los diferentes tamaños de las clases a la hora de aprender cualquier cosa. Y básicamente (luego de exponer numerosos estudios científicos) llegaba a la conclusión de que, contrario a la creencia popular de que mientras más personalizada la enseñanza, mejores resultados; los beneficios de la interacción social durante el aprendizaje eran más importantes y valiosos que un número híper reducido de estudiantes.

Se puede aprender mucho con un profesor en privado, pero si no se tiene interacción social, el aprendizaje es muy limitado. Y es por esto que Malta se destaca como destino para aprender inglés, porque al ser más chico y amigable que las megas ciudades, permite socializar más fácilmente.

 

Mi espíritu emprendedor y mis ganas de conocer de mundo me llevaron a dejar atrás la vida de oficina y perseguir el sueño de convertirme en nómada digital. Siempre estoy buscando nuevas oportunidades, no me puedo quedar quieto.

4 Responses to Descubriendo la Isla de Malta y su inglés

  1. Susana 25 abril, 2015 at 5:24 am #

    Es un buen viaje para el verano! me parece muy interesante teniendo en cuenta lo pequeña que es la isla. 😉

    • Francisco Ortiz 2 mayo, 2015 at 2:08 pm #

      Sí totalmente, voy a hacer todo lo posible por ir a Malta en mi próximo viaje a Europa!
      Saludos!

  2. Susana 27 abril, 2016 at 3:10 am #

    hola me encantaria ir a malta para estudiar ingles. soy susana docente y psico, jubi y jovial. he viajado bastante y amo las experiencias interculturales y sociales de cada pais y su gente que nos nutren y enriquecen en el saber y el alma. Soy de Bs As, Argentina y es para este año 2016.

  3. Susana 27 abril, 2016 at 3:13 am #

    mail susanagriego@hotmail.com gracias!

Dejá un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes