Qué llevar a un viaje largo por el mundo: mi experiencia | Viajando con Fran

Qué llevar a un viaje largo por el mundo: mi experiencia

Hace un tiempo escribí un artículo con el listado de cosas que llevé a mi primer viaje 100% de mochilero de 2 meses por Europa. No solo publiqué la lista, sino que también compartí algunas cosas que había investigado y lo que aprendí en el viaje. Desde ese viaje, ha pasado más de 1 año. He realizado otro viaje de 8 meses por Asia y Europa y ahora ya salí sin pasaje de vuelta. Los aprendizajes son muchos y la lista ha cambiado un poco.

Puedes leer el primer artículo acá: “Qué llevar en la mochila para un viaje de 2 meses por Europa”.

No importa si viajan con mochila o con carry on, lo importante es viajar liviano. Las aerolíneas cobran por el equipaje facturado cada vez más y llevar todo arriba del avión es lo más seguro siempre. La mayoría de las aerolíneas permite hasta 10 kg de equipaje en el equipaje de mano grande aunque igualmente (casi) nunca lo pesan.

Pero arriba del avión la mayoría de las aerolíneas (inclusive varias de bajo costo) permiten dos piezas de equipaje. La grande que es la mochila de hasta 45 lts o el carry on dentro de las medidas permitidas y el bolso de mano o mochila de hasta 20-25 lts dependiendo de la estructura.

Por todo esto es que aún llevando solo equipaje de mano, podemos viajar con unos 10-13 kilos. Yo hoy viajo con mochilas pero nada quita que en el futuro me canse un poco y pase a un carry on. Es una cuestión de gustos y preferencias personales, no hay una receta única o solución universal. Depende de cada persona.

Lo más importante es lo de adentro, como todo en la vida.

Hay que pensar muy bien qué llevar al viaje porque tampoco es que hay mucho lugar. Si algo dudan en llevarlo, lo mejor es dejarlo y no sumar algo que capaz después no usan y tienen que andar cargando meses.

Hay que tener en cuenta factores como el clima, la vestimenta de la gente de los países que pensamos visitar por su cultura, nuestro presupuesto para el viaje, el tipo de viaje que vamos a hacer, las cosas que ya tenemos y lo que necesitaríamos comprar, etc. Son muchas variables.

Lo importante es que, al igual que con la elección del tipo de equipaje, a la hora de elegir qué llevar a un viaje largo no hay una solución única o universal. Cada viajero tiene su receta.

Lo que sí hay que hacer es ponerse el chip minimalista 100%. Poco de lo bueno y nada de lo malo. Nada de llevar algo por las dudas.

Leer este artículo les puede ayudar: “El minimalismo como filosofía de vida”.

Les cuento lo que tengo yo en las mochilas. No tengo un proceso que sigo al pie de la letra para armarla porque tampoco soy tan estructurado pero sí soy muy ordenado. Mi mochila no es la típica de mochilero donde se carga todo por arriba o por abajo y después adentro está todo desordenado. Me parece muy poco eficiente.

Mi mochila es una travel backpack y no una hiking backpack por lo que se abre de par en par como una valija o maleta normal. Y para tener todo ordenado adentro tengo 3 packing cubes que mantienen todo en su lugar. En algunos momentos del viaje armo la mochila cada 2-4 días y no ser ordenado me haría perder mucho tiempo que es lo que más valoro en los viajes (y en la vida en general, es lo único que tenemos que no vuelve ni podemos comprar).

Entonces, lo que tengo en este momento entre ambas mochilas es:

  • Ropa (de arriba a abajo):
    • 2 gorritos, uno polar y otro de lana
    • 2 cuellitos unos polar y otro de hilo más formal
    • 1 par de lentes de sol polarizados con funda de tela
    • 1 campera de plumas impermeable con funda donde se la puede guardar comprimida
    • 1 camperita de algodón tipo hoodie
    • 1 camperita de hilo
    • 2 remeras térmicas
    • 6 remeras manga corta de algodón
    • 1 remera manga corta respirable
    • 2 musculosas
    • 1 jean
    • 1 pantalón de gabardina
    • 1 pantalón de color ultra liviano
    • 1 cinto
    • 1 bermuda de color
    • 1 bermuda tipo cargo
    • 1 short deportivo
    • 1 traje de baño corto
    • 10 boxers
    • 2 pares de medias largas
    • 5  pares de medias cortas
    • 1 par de zapatillas todo terreno impermeables
    • 1 par de botitas finitas de vestir
    • 1 par de zapatillas casual para caminar
    • 1 par de ojotas
    • 1 reloj sumergible
    • 1 par de guantes de lana
  •  Tecnología (de grande a chico):
    • 1 ultrabook Lenovo U330p
    • 1 funda para la ultrabook
    • 1 cargador de la ultrabook
    • 1 Kindle
    • 1 cargador para el Kindle
    • 1 Iphone 6S
    • 1 funda para el Iphone
    • 1 cargador para el Iphone
    • 1 par de auriculares de Apple
    • 1 adaptador universal
  • Higiene personal y salud:
    • 1 toalla de secado rápido
    • 1 cortadora de barba
    • 1 cargador para la cortadora de barba
    • 1 cortador de uñas
    • 1 cepillo de dientes
    • Varios envases chiquitos para jabón líquido y shampoo que voy llenando o recolectando
    • 10 preservativos
  • Otros:
    • 3 cuadernos
    • 3 anotadores
    • 3 lapiceras
    • 2 marcadores
    • 1 paquete con más de 200 post its
    • 300 tarjetas del blog
    • 150 tarjetas de Hispanic Travel Bloggers
    • 1 set de cubiertos de plástico duro
    • 1 candado con combinación
    • 1 candado con llave

Ya sé lo que están pensado. Creen que no hay forma de meter todo esto en una mochila, en dos mochilas mejor dicho. Pero sí, se puede. De hecho lo hago muy seguido cada vez que me muevo de una ciudad a otra. La clave está en ser ordenado. En este viaje todavía no he perdido nada. Y en los 2 anteriores (que suman más de 1 año) solo perdí una remera.

que llevar a un viaje

La mochila abierta de par en par y los packing cubes listos para ponerles las cosas adentro.

Muchos me preguntan porqué no llevo medicamentos. La verdad es que me cansé de llevar bolsas de muestras (en mi familia son casi todos médicos) para todo y nunca usarlas. No tenía sentido cargar eso y ocupar espacio con algo que nunca uso. Una sola vez necesité tomar algo y fui a la farmacia y lo compré.

Algunas cosas como el Kindle no las uso nunca. Ya voy a ver si lo empiezo a usar o lo vendo. Los anotadores siempre los cargo y estoy con el mismo cuaderno hace dos viajes. Cada día escribo más en el celular y en la copu y menos a mano. Solo hago mis to do lists en el cuaderno y mis planes de todo tipo.

El resto de las cosas las uso bastante, obviamente que la ropa que uso depende del clima. Pero llevo puesto casi siempre lo mismo. Y cuando ya no da para más, compro nueva y listo. Pero no tiene sentido cargar algo que no voy a usar por la dudas. Siempre se puede comprar.

Esta es mi lista. Si tuviera que armar la lista ideal seguramente sería diferente. Tendría un listado óptimo con cosas de mayor calidad y mejores marcas. Más ropa específica que ropa normal. Una remera de merino wool en lugar de una remera común de algodón. Un pantalón respirable, desmontable pero a la vez lindo y no un jean como cualquier otro. Me faltan 1-2 powerbanks. Una buena campera softshell y no un buzo cangurito 100% algodón. Me compraría una buena cámara y dejaría de sacar todas las fotos con el celular (aunque hasta que no me decida a aprender fotografía no le veo el sentido), etc. En fin, cambiaría varias cosas.

Pero la mayoría de las cosas con las que viajo ya las tenía. Y no tenía ningún sentido comprar todo nuevo antes de usar lo que ya tenía. Primero uso lo que ya tenía y después iré comprando este tipo de cosas más específicas (y mucho más caras). En definitiva es por una cuestión de comodidad. Porque viajar se puede viajar con cualquier cosa.

Partí de lo que tengo e iré mejorando poco a poco cuando tenga que ir reemplazando prendas y accesorios.

Como todo, es prueba y error. Les guste o no.

Cómo armar la mochila “versión femenina” por Analú de Viajar para Vivir: Parte 1 y Parte 2.

Espero que les sirva!

Mi espíritu emprendedor y mis ganas de conocer de mundo me llevaron a dejar atrás la vida de oficina y perseguir el sueño de convertirme en nómada digital. Siempre estoy buscando nuevas oportunidades, no me puedo quedar quieto.

, ,

No comments yet.

Dejá un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes