Ni Hippie ni Millonario, solo un chico normal | Viajando con Fran

Ni Hippie ni Millonario, solo un chico normal

Hace un mes que paré de moverme. Venía viajando por 5 meses seguidos sin parar. Pasé por 20 países, un montón de ciudades y la verdad es que ya no podía más. Moverse tanto no es fácil, requiere mucha energía. Por eso decidí alquilar un departamento en Macedonia y organizar un poco mi vida.

Pensé mucho. Reflexioné mucho.

Cada día estoy más metido en el mundo blogger.  Hablando con empresas casi todos los días y entendiendo un poco mejor cómo funciona esta industria gigantesca que es el turismo. Aprendiendo mucho. Conociendo gente y hablando en primera persona con varios que ya viven de esto y que han hecho viajes increíbles.

Cada persona es un mundo y cada historia es diferente. Pero una cosa que me resulta sumamente interesante es como la mayoría de la gente (incluidos los mismos bloggers de viajes) se esfuerzan por etiquetar a los otros.

Yo vengo del mundo de los negocios y el marketing, me encanta la psicología social, entiendo cómo funciona. Entiendo la necesidad de clasificar a la gente según diferentes variables para poder predecir comportamientos. Entiendo que eso nos ahorra energías y nos simplifica la vida. Entiendo que sirve para saber como actuar en un montón de situaciones. Entiendo que son atajos mentales. Pero lo que me molesta es que la gente clasifique según variables que no tienen sentido o basados en prejuicios estúpidos.

Y he aquí el tema. Esas etiquetas siempre dependen de quiénes vienen. Están influenciadas por los conocimientos y las experiencias que cada persona ha vivido. Y hay que tomarlas como lo que son. Simplemente etiquetas.

Toda mi vida trataron de etiquetarme. Que alto, que flaco, que bueno, que inteligente, que rata, que gastador, que miedoso, que inestable, que seguro, que desafiante, que rebelde, que respetuoso, que loco. Sobre todo loco.

Últimamente me lo dicen cada vez más seguido. Para mí es un cumplido que me digan loco. Hoy en día (y probablemente en todo momento de la historia) se usa la palabra loco para describir cualquier persona que hace algo fuera de la norma, fuera de lo establecido. Y con lo enferma que está la sociedad, hacer algo diferente y sobre todo si es lo que te gusta y no sólo que no molesta a nadie sino que ayuda a muchos, mejor imposible.

La crisis del cuarto de vida y mi experiencia

Lo interesante de estas etiquetas es que muchas son contradictorias, y muchas tienen connotaciones negativas o positivas dependiendo de quién vengan. Pero nunca hay que dejar de tener en cuenta que son etiquetas, simplemente etiquetas. No definen a nadie. Es más la mayoría son superficiales.

Pero las etiquetas que estoy recibiendo últimamente (por viajar tanto), sobre todo las más superficiales y que vienen de gente que todavía no me conoce, son las de: hippie y millonario.

Es muy curioso porque no sólo son etiquetas muy poco definidas y que pretenden englobar una gran cantidad de comportamientos bajo una misma palabra, sino que en cierto punto son contradictorias.

hippie ni millonario

Viajar por el mundo es de millonario, pero haciendo dedo o con mochila al hombro y alojándose en hostels es de hippie. Ni una cosa ni la otra.

Me dicen hippie los más tradicionales. Los que tienen su trabajo estable, viven en su zona de confort, aspiran a conseguir un buen trabajo, una linda casa, formar una familia, etc., etc. Los que cumplen al pie de la letra el mandato social y les parece una locura que “desperdicie” mi potencial dejando todo atrás y viajando por el mundo.

Me dicen millonario los que tienen ideas similares a las mías pero más osadas, más liberales e idealistas. Porque vengo del mundo de los negocios, de la vida corporativa y porque siempre estoy buscando oportunidades. Me ven demasiado comercial. Me juzgan por tener más presupuesto que ellos. Por hacer algo similar pero con más dinero y más comodidades.

Yo no creo ser ni hippie ni millonario (o podría ser ambos, depende cómo se lo mire al tema). La verdad no me interesa lo que piense el resto, me resbala.

Yo creo que soy una persona demasiado normal, pero de esa normalidad que ya es tan poco común que parece extraña. Que es difícil de encasillar porque nadie le dice a otro que es una “persona normal”. Sería demasiado neutro, la etiqueta no funcionaría para predecir nada, ni comportamientos ni nada. Sobre todo hoy en día. Es tan raro que nadie sabría que implica ser normal.

Mi historia es la menos vendedora del mundo.

Tuve una infancia feliz, fui a un buen colegio en la primaria y era buen alumno, hice varios deportes cuando era chico, fui a un buen colegio en la secundaria y era buen alumno, jugué al básquet muchos años y me fue muy bien, tengo pocos pero buenos amigos, fui a la universidad y me fue bien, conseguí buenos trabajos de los que renuncié. Tuve algunas relaciones amorosas que no funcionaron pero de las que aprendí mucho, etc., etc.

El dilema de los Muppies, los jóvenes profesionales de hoy en día

Nunca me faltó nada. Tengo un familia increíble en la que todos se llevan bien. Nadie está separado, todos tienen hijos y nos juntamos todos los domingos a comer asado y discutimos de todos los temas que en muchas mesas ni se habla porque son taboo.

No tengo ningún mambo o drama con mi cuerpo o mi personalidad o forma de ser. Tengo mucha confianza en mí mismo para la mayoría de las cosas.

No escapo de nada ni de nadie. Si viajo es porque quiero, porque es lo que me gusta.

Tengo muy desarrollado el autoconocimiento y tengo muy en claro lo que quiero y mis prioridades. Puede que cambie el plan todo el tiempo, pero el objetivo o mis prioridades no cambian mucho. Tengo mis valores claros y no los negocio. Tuve la suerte de tener una muy buena educación, pero no la formal, sino la de la familia.

Tuve suerte.

Tuve suerte de nacer en una familia increíble donde me educaron muy bien en todo sentido. Tuve suerte de tener oportunidades.

Pero las oportunidades las aproveché.

No soy millonario, pero tengo mis ahorros y mis inversiones que me gané trabajando. Trabajos que conseguí gracias a que estudié y me capacité. Mis amigos se compran un auto o ahorran para una casa, yo tengo otras prioridades.

No soy hippie, no soy tan antisistema. Muchas cosas no me cierran, pero también soy realista y considero que hay que adaptarse al ambiente en el que uno vive. Los cambios se empiezan pequeños, persona a persona. No soy revolucionario, ni tan alternativo. En muchas cosas soy muy tradicional, aunque en otras no tanto.

Soy muy tranquilo y muy estable emocionalmente. Soy una persona bastante normal. Las cosas que hago pueden no ser normales, como viajar por el mundo o dejar todo atrás. Pero yo como persona soy bastante tradicional, bastante normal. De esa normalidad que hoy es tan poco común que asusta, que no se entiende, que no vende.

Podría decir que escapo de tanta seguridad, que quiero experimentar la incertidumbre, lo desconocido. Me gustan los desafíos, eso seguro. Pero en realidad no escapo de nada, busco cosas que es distinto.

Busco lugares interesantes, busco personas interesantes, busco experiencias increíbles.

Eso es lo que me motiva.

Nada del otro mundo, todo muy normal.

Lo normal no tiene prensa. Los medios comunican excepciones, es lo que la gente consume. Y es por eso que muchos se esfuerzan en salir del molde. Yo no. Yo soy como soy y al que no le guste, problema de él/ella.

Si sos “normal” como yo, también podés hacer cosas “locas”.  No hace falta ser una excepción para hacer cosas diferentes. Esas cosas “locas” es muy probable que te cambien, que despierten nuevos intereses en vos, pero los valores no se van a afectar mucho Vos ya los tenés en orden, después de todo sos una persona “normal”.

Es muy fácil salir a hacer cosas diferentes si no tenés nada que perder y estás al límite, pero considero que es mucho más valiente cuando se dejan atrás cosas positivas importantes y valiosas.

Y vos, sos “normal”?

Qué cosas “locas” tenés ganas de hacer o has hecho?

 

Mi espíritu emprendedor y mis ganas de conocer de mundo me llevaron a dejar atrás la vida de oficina y perseguir el sueño de convertirme en nómada digital. Siempre estoy buscando nuevas oportunidades, no me puedo quedar quieto.

, , ,

13 Responses to Ni Hippie ni Millonario, solo un chico normal

  1. Mariano 23 noviembre, 2016 at 2:25 pm #

    Como tantas otras veces leyendo tus reflexiones, me es imposible no sentirme representado por tus palabras: comparto gran parte de ellas, al ser otro de los que salió del status quo, de esos que tildan de “locos”. Por cierto, a mí también me gusta que me tilden de “loco”, porque creo que eso significa que estoy cuestionándome las cosas y rompiendo algunos paradigmas en mi búsqueda personal. Como bien dijiste, no es más que una etiqueta, así como lo son “hippie” y “millonario”. Yo creo que con este estilo de vida uno se hace millonario en experiencias y en historias y uno se aproxima fácilmente a Roberto Carlos, ese del “millón de amigos”, jaja.
    Me gusta como diste vuelta el significado de “normal” para expresarte porque, en efecto, para muchos nosotros no somos normales.
    Un abrazo!

    • Francisco Ortiz 23 noviembre, 2016 at 7:57 pm #

      Gracias por el comentario Marian, estás seguro que no somos hermanos? Aunque yo no soy tan sociable como vos, creo que estoy muy lejos de Roberto Carlos jaja.
      Saludos desde Macedonia socio!

  2. Victoria 23 noviembre, 2016 at 8:49 pm #

    Fran que difícil es reflexionar y pensar en que significa “normal”.. siempre me molestó esa palabra.
    Tenemos que ser normales? normal viene de norma, normal sería lo que es la mayoría!
    Creo que el normal también es una etiqueta.

    Mejor nos quedemos con yo soy: Fran, Vicky, etc etc. Y cada uno tiene su forma de pensar sus vivencias y experiencias y todas deben ser respetables mientras uno no moleste al otro.
    Seamos felices como queramos y siguiendo siempre nuestros sueños!!

    Un besooo desde acá que te esperamos para darte un abrazote! Tu familia “normal” jaja

    • Francisco Ortiz 23 noviembre, 2016 at 9:02 pm #

      Jaja igual tenés razón, es una etiqueta más y en realidad no me gusta mucho, va, no me gusta para nada la palabra en sí, pero a lo que voy con el artículo es al concepto o la idea más que al significado literal de la palabra. Por otro lado, coincido totalmente con tu reflexión!

      Quién te dice que aparezco por allá en unos días, lo estamos viendo al tema “logístico”, beso grande!

  3. Aldo Luis Valle 23 noviembre, 2016 at 11:16 pm #

    No sé quién te “etiqueta” de una forma u otra…. solo te cuento, aunque valga poco mi opinion, que hace unos años cuando te conocí, me parecías un chico muy bueno, preocupado por tu status, inclusive por tu modo de vestir, marcas, etc… aclaro no me parecía mal, pero en cambio ahora sí puedo decirte QUE ADMIRO TU FORMA DE SER, y las decisiones que tomaste, para mí son síntomas inequívocos de una madurez como persona….,y eso es lo admirable…….
    Yo,no tuve la posibilidad, por tener otro tipo de realidad, pero me fui a Francia con 100 dls en el 76, y fui criticado, no soy el “modelo” de medico que prefieren las “normas”….
    te deseo lo mejor, y creo que las etiquetas, solo sirven en las vidrieras……, abrazo grande lo mejor para vos…

    • Francisco Ortiz 24 noviembre, 2016 at 6:37 am #

      Mil gracias por tus palabra Aldo!! Qué cambio, no? jaja Tu opinión vale mucho, no me olvido más una charla que tuvimos cuando me aconsejabas sobre irme a vivir a otro país y cómo eso afectaba a las diferentes generaciones, y que si yo quería hacerlo tenía que estar dispuesto a “pagar el precio” de ser inmigrante por el futuro de mi familia, que la segunda generación iba a ser “hijos de inmigrantes” y que recién la tercera iba a ser “local”. Eso está cambiando un poco, sobre todo en países más abiertos (aunque parece que estamos en pleno retroceso en el mundo últimamente). Yo no tengo idea dónde voy a terminar, tampoco creo que sea lo más relevante. El “hogar” es en cuualquier lugar donde uno esté con los que quiere estar.
      Y sí, las etiquetas a las vidrieras jaja.

      Mil gracias por tus sabias palabras!

  4. Mili 24 noviembre, 2016 at 1:51 am #

    Habrá algo mas increíble en esta vida que no ser “normal”? Poder ver el mundo desde miles de perspectivas distintas, desde distintos “etiquetados” y tomar la parte que mas nos guste de cada una para formar nuestro propio modelo de “normalidad”? Creo que podemos ser victimas de millones de etiquetas de los demas a lo largo de la vida, pero la que realmente pesa es la que nosotros mismos nos impongamos, siempre. Yo soy de esas personas que no creen en las etiquetas ni en lo normal-anormal, en las religiones, las ideologias, los partidos politicos… Creo en poder entender y respetar al otro desde el lugar en que lo haga feliz. y creo que justamente eso haria que pudiesemos respetarnos y amarnos sin tantos complejos de etiquetajes o prejuicios. Por mas “anormales” inetiquetables, que sean felices y hagan felices al resto como decis fran! Que se cuestionen las etiquetas que les impongan, que rompan estructuras, que cuestionen cada cosa que piensan sin miedo a encontrar respuestas que ni ellos mismos puedan entender! O “normales” desde la perspectiva que quieran entender de ese concepto!
    Lo interesante es nunca dejar de plantearselo uno mismo. Me parecio interesante tu reflexion Fran! Y los asados de los domingos te siguen esperando 🙌🏻

    • Francisco Ortiz 24 noviembre, 2016 at 6:45 am #

      Creo que no puedo agregar nada más a tu reflexión Mili, diría: woooord! haha

      uhhh como extraño los asados de los domingos!!!

  5. David M. 29 noviembre, 2016 at 1:45 pm #

    Hey Fran, te acabo de encontrar en Vieja que Viaja porque lo que escribiste me dio mucha gracia… de la buena, de la normal como tú dices :).

    Me siento muy identificado con esto que escribiste. A mí antes me decían millonario que porque viajaba mucho y ahora loco… Aunque la verdad a veces me siento hippie pero los que me conocen saben que lo de hippie es mi idea loca jajaja… Lo cierto es que no soy millonario…lo quería ser, pero ahora descubrí que eso no me hace feliz… que quiero vivir, aprender diferentes habilidades y sentirme útil… cosas que encuentro mientras que viajo, mientras que participo de proyectos que me llenan y mientras que blogueo compartiendo lo que sé.

    Suena hippie pero no lo es… soy normal, como tú.

    PS. Ahora ando en Albania y veo que te fuiste para Iran… si porfa me puedes contar como fue el tema de la visa te agradeceré enormemente.

    Saludos!!

    • Francisco Ortiz 29 noviembre, 2016 at 7:01 pm #

      David, gracias por el comentario! Somos varios “locos normales”, por suerte somos cada vez más. No te puedo creer que estés en Albania yo esoy en Macedonia, estamos al lado jaja lo único que mañana emprendo mi vuelta hacia Argentina para pasar las fiestas en familia. Irán es increíble!!! El mejor país, la mejor gente, un nivel de hospitalidad que es muy difícil de entender para la mente occidental. La visa la tramité en Batumi (Georgia). Fue súper fácil y tardó unos 5 días si no recuerdo mal. Fuimos la primera vez, pedimos los requisitos, los llevamos al día siguiente y listo. Fueron muy amables y no tuvimos ningún problema. Hay un grupo en facebook donde todas las personas que van o fueron a Irán se suman y comparten info útil y experiencias. Si planeas ir te conviene sumarte, se llama: “See you in Iran”. Varios iraníes lo administran pero el resto son todos extranjeros que cuentan sus experiencias y dan tips.

      Espero que te sirva y que en el futuro nos crucemos en algún lado, saludos!

      • David M. 1 diciembre, 2016 at 4:44 pm #

        Genial brother gracias!! y claro que sí… yo me quedo en estar parte del mundo por lo menos unos dos meses más así que ya sabes.

        Éxitos!

  6. Jael 29 noviembre, 2016 at 2:55 pm #

    Hola Fran! así como una vez vine con el furor de leerte y preguntarte mil cosas, hoy vengo con la misma euforia a agradecerte. No sé si hippie, millonario, normal o cuáles etiquetas te sientan mejor… Simplemente gracias por tu claridad, congruencia, espíritu motivador y auto-disciplina no para aguantar 10 hs diarias en una ofi, pero sí para escribir por este medio asiduamente. Gracias por Ser lo que hoy decidas estar Siendo.
    Me estoy yendo a Tahoe la semana próxima de W&T (no puedo creerlo). Tu experiencia personal y tu blog fueron incentivación y cúmulo de info súper útil… Gracias de todo corazón.
    Del 1 al 12 de Abril 2017 voy a estar recorriendo la costa Oeste.. chiflá si querés sumarte! jaja
    Abrazooooooooooo!
    Jael

    • Francisco Ortiz 29 noviembre, 2016 at 7:27 pm #

      Mil gracias por tus palabras Jael, mensajes como el tuyo son lo que me motiva a seguir. Gracias en serio! Felicitaciones por irte a Tahoe!!! Que lindo!! Me alegro haber podido ayudar de alguna manera a que tomaras la decisión de hacerlo. Y ganas de recorrer la Costa Oeste de nuevo no me faltan jaja cuidado porque la gente no se da cuenta que cuando me invita a estas cosas yo termino yendo en serio jaja varios pueden dar fé de esto jaja Creo que voy a estar por Europa del Este en abril por lo que me va a quedar un poco lejos, pero por ahí nos cruzamos en alguna otra parte del mundo más adelante, quién sabe?

      Éxitos en esta nueva aventura que estás emprendiendo, un beso grande!

Dejá un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes