Dicen que no soy argentino | Viajando con Fran

Dicen que no soy argentino

He visitado más de 40 países, he conocido gente de todo el mundo y nunca nadie ha podido adivinar de qué país soy sin escucharme hablar. Y muchas personas una vez que me conocen, sobre todos mis compatriotas, me dicen que no soy argentino. Las nacionalidades que más me atribuyen sin conocerme son: italiano, francés e iraní. Todos los que me escuchan hablando inglés creen que soy estadounidense (inclusive los yankees). Y los argentinos que me conocen dicen que soy un extraterrestre.

Ni Hippie ni Millonario: un chico normal

Siguiendo con el tema de las etiquetas, voy a exponer las principales razones por las que me juzgan como “no argentino”, tanto los extranjeros como mis coterráneos. Es curioso que algunas etiquetas se comparten, pero otras no. Algunas son superficiales, de gusto y demás  y otras son de comportamientos y de cómo enfrentar distintas situaciones.

dicen-que-no-soy-argentino

a

No me gusta el fútbol

Cuando era chico era fanático, estaba todos los domingos con la radio al oído. A los 9 empecé a jugar al básquet y el fútbol pasó a ser un deporte aburrido para mí.  Mucho menos dinámico. Hoy en día no me interesa el fútbol. Estoy un poco actualizado simplemente porque los diarios que leo están lleno de noticias del principal deporte mundial. Pero cada día me interesa menos. Veo los mundiales pero más como un evento social y cultural.

No me gusta el mate

No estoy acostumbrado a tomar mate. Casi nadie en mi familia toma mate. Me parece una locura viajar con mochila y llevar un mate con el espacio que ocupan el termo y los paquetes de yerba. Durante mi etapa en la facultad y mis primeros trabajos de oficina aprendí a aceptarlo pero la verdad que no es de mis bebidas preferidas y nunca tomaría mate por mi cuenta. Es un evento social. Y en verano nunca tomo mate porque me muero de calor y empiezo a transpirar.

No sé hacer asados

Me encanta comer asados, podría comer asado todos los días. Soy bastante carnívoro. No me gustan las carnes procesadas, pero el asado con los cortes directos de la vaca o derivados me encantan. En mi casa siempre hubo asados todos los domingos (como mínimo). Pero mi papá hacía tan buenos asados que yo nunca aprendí. Ahora mi papá se cansó y los hace mi hermano. Y los hace tan bien que yo nunca lo intenté. Yo los como, pero no los hago.

No me vuelvo loco por el dulce de leche

El dulce de leche me gusta pero la verdad es que no me vuelve loco. No me comería un pote a cucharadas como algunos amigos. No lo extraño cuando estoy de viaje. No se me despiertan una ganas locas de comer dulce de leche en ningún momento. Es demasiado dulce, demasiada azúcar. Prefiero otras cosas para untar en un pan o una tostada. En tortas/tartas está bien, pero no demasiado.

No me gustan los alfajores

De ninguna marca, por más que me quieran vender que los “X” son los mejores. De chico comía muchos alfajores y en un viaje con la selección de Córdoba de básquet a los 14 me atoré comiendo decenas y desde ese momento les tengo un poco de asco. No como nunca alfajores. Son muy pesados, demasiada azúcar. Alfajores de maicena o “maicenitas” puede ser que coma.

No sé bailar tango u otras danzas típicas (folklore)

No solo que no sé bailarlas, tampoco las escucho, no me gustan. En realidad la mayoría de los jóvenes en Argentina no son fans del tango o del folklore, menos los jóvenes urbanos, pero es una imagen que está muy vendida en el exterior. Es más, las únicas personas que conozco personalmente que bailan y escuchan tango no son argentinos. Yo escucho de todo un poco pero música en inglés.

No sé tocar la guitarra (ni viajo con una)

Esta es una etiqueta con la que me encontré varias veces en el último viaje. Cuando les decía que era argentino me preguntaban dónde estaba mi guitarra y yo los miraba con una cara de no entender nada. Terminé descifrando que no es que la mayoría de los argentinos viajaran con una guitarra sino que la proporción de argentinos que viaja con guitarras al hombro (al parecer) es mucho más alta que la que lo hace de otras nacionalidades. Un amigo la usa para “ganar” chicas, capaz no me ha hecho falta.

Nunca fui a terapia

Argentina es uno de los países con más psicólogos por habitante del mundo. No me voy a meter en el tema de que es muy fácil recibirse de las carreras humanas en Argentina y de lo desastroso de la educación pública (hablo desde mi experiencia personal), pero seguramente contribuye.

Otro tema es que la escuela más seguida por los psicólogos en Argentina es la psicoanalítica que es muy poco eficiente y te hacen ir “de por vida”. Desde el punto de vista comercial es un gran negocio, a ellos (en su visión cortoplacista) no les conviene solucionar los problemas. El hecho es que muchísima gente va a terapia y yo nunca lo hice. Creo que tengo una salud mental muy buena (a pesar de parecer un loco) y cuando tengo problemas o dudas lo consulto con mi círculo cercano y conmigo mismo.

No tengo el típico acento porteño del “sh”

Soy de Córdoba, no tengo la típica pronunciación que reconocen los extranjeros al hablar del castellano argentino. En realidad en mi país hay muchísimos acentos diferentes aunque el más conocido sí es el porteño porque la gente de Buenos Aires es mayoría y son los que más viajan. Tengo amigos de Zona Norte en Buenos Aires que sí pronuncian igual que yo, pero no es de la manera en la que recibimos la típica broma de la gente de otros países.

No soy calentón

En general soy una persona bastante tranquila. No me enojo con facilidad. Y aún cuando me enojo no pierdo el control. Puedo decir cosas que no caen bien y herir a algunas personas, pero es difícil que pierda el control y menos que menos demostrar violencia física. No mato ni una hormiga. No insulto nunca y es muy raro que diga malas palabras, no son parte de mi vocabulario habitual.

No creo en las leyendas o mitos urbanos

Vengo de una familia científica, todos con perfiles de las ciencias duras. Muy pragmáticos. Muy poco (casi nada) religiosa. No comprendo la gente que sigue con la historia de la Difunta Correa, del Gauchito Gil, de la Llorona, del Cuco, del Hombre de la Bolsa, la Luz Mala, etc. No creo en la famosa cura del “empacho”, del mal de ojo, los milagros religiosos, los espíritus, etc. Para mí es incomprensible.

Tengo cero chamuyo

Aunque muchos no me crean soy bastante introvertido. No diría que soy tímido, pero sí introvertido. Me cuesta mucho iniciar una conversación con un extraño y mucho más si es una chica que me gusta. Me parecen un espanto las frases babosas y clichés que se le dicen a las mujeres. No me gusta mentir tampoco. Yo soy como soy y a la que no le gusta problema de ella. Yo apuesto al largo plazo, nunca uso atajos para ganar esa noche. Nunca entendí el juego de corto plazo (algunos dicen que esto es chamuyo, pero si me conocieran sabrían que es verdad).

Dicen que no soy cordobés

Respeto las normas y odio la “viveza criolla”

Es dura esta, pero es real. Lo interesante es que el hecho de no respetar las reglas está tan arraigado en la cultura argentina que la mayoría lo hace sin siquiera darse cuenta. Y no hablo de salir a robar o de los políticos corruptos. Hablo de la gente de a pie, la gente común en su día a día. Les dan vuelto de más y no lo devuelven, cruzan la calle cuando no se debe, no ceden el paso, no pagan los impuestos, no pagan las multas, faltan al trabajo poniendo excusas falsas, se copian en los exámenes, etc. Lo peor es que muchos se creen vivos y hacen gala de ir contra de las reglas, eso es lo peor.

Los “dioses” argentinos me parecen ejemplos nefastos

Hay 2 personajes de la historia argentina que han llegado al nivel de Dios (son indiscutidos por la mayoría de la población y en ciertos ámbitos no es posible hablar mal de ellos).

Primero Maradona. Un genio como jugador de fútbol. Y se acabó. En todo lo demás es un ejemplo de lo que no hay que hacer. Drogadicto, mujeriego, hijos por todos lados (algunos que no reconoce), opinólogo de temas que no tiene idea pero sabiendo que influye en mucha gente, comunista que actualmente es títere de algún jeque árabe millonario y puedo seguir. Nefasto.

Segundo Perón. Fanático de Mussolini y del fascismo, le abrió las puertas a varios nazis para refugiarse en Argentina después de la Segunda Guerra Mundial. Generó un sindicalismo verticalista corrupto y un capitalismo del estado más corrupto. Fomentó el clientelismo político, potenció la idea de un estado paternalista y utilizó frases como: “alpargatas sí, libro no” o “Perón cumple, Evita dignifica”, etc. Un populismo extremo. Plantó una semilla que generó raíces tan profundas que se extendieron como un cáncer con metástasis. Y no voy a seguir, uno de los personajes que más daño le hizo al país en la historia.

foto-argentino-mapa

a

Otras etiquetas que se le atribuyen a los argentinos que sí cumplo

Soy muy competitivo y no me gusta perder a nada. Soy muy orgulloso. Me gusta estar al día en política, siempre estoy al tanto de la evolución de la economía y de la cotización del dólar, opino de casi todo (pero me informo antes), me quejo mucho (sobre todo cuando estoy en Argentina) y amo los asados de los domingos en familia (de hecho es lo que más extraño en los viajes). Seguro me olvido de otras pero es que son tantas las etiquetas atribuidas a los argentinos que es complicado.

argentino-mapa-camisetaa

Gran parte de estas etiquetas en realidad son más de los porteños (la gente de Buenos Aires). Como son los que más viajan porque tienen mayor poder adquisitivo y son más en cantidad se los confunde con todos los argentinos. Como decimos en mi país, se los mete a todos en la misma bolsa. Igualmente por definición las etiquetas son generalizaciones que no aplican a todo el conjunto de personas, ni a los argentinos, ni a los porteños, ni a los del interior.

De todas maneras y para cerrar tengo que agradecer públicamente a Messi (evasor de impuestos?) y Maradona por abrirme tantas puertas en otros países y facilitarme la conversación cuando no había ningún idioma en común con la otra persona. Sin dudas son las dos palabras que más recibo después de decir que soy argentino. Gracias!

Ojalá el básquet fuera más popular en el mundo y me identificaran con Manu Ginobili que es mi ídolo no solo como jugador sino también como persona. Me lo nombraron un par de veces y hasta me dijeron que era parecido por la altura, la flacura y la nariz. Pero no es tan común que me pase alrededor del mundo.

Si sos argentino, qué pensás de estas etiquetas? Las cumplís o no? Me faltó alguna?

Y si eres de otro país, las conocías todas? Qué opinas? Me faltó alguna?

a

Mi espíritu emprendedor y mis ganas de conocer de mundo me llevaron a dejar atrás la vida de oficina y perseguir el sueño de convertirme en nómada digital. Siempre estoy buscando nuevas oportunidades, no me puedo quedar quieto.

,

28 Responses to Dicen que no soy argentino

  1. Irina 18 diciembre, 2016 at 10:05 pm #

    Hasta este último viaje, renegaba mucho de la cultura latina, especialmente la argentina, y creía que yo “no era argentina”, que no lo llevaba en las venas. IPero por algún motivo aprendí a apreciar mi cultura, y mi acento (que sí tiene el “sh” porque soy de Rosario), y cambié muchas cosas que antes no soportaba: me gusta el fútbol y me gusta el mate.
    Sin embargo, soy vegetariana, odio a Maradona y la “viveza criolla” me parece un pésimo concepto de argentino, por lo que a veces recibo el “pero entonces no sos argentina!” típico que seguramente recibís porque no sos porteño.
    Para demostrar que soy argentina, intento decir “boludo” y “che” cada tres palabras. Así NO QUEDAN DUDAS.

    • Francisco Ortiz 18 diciembre, 2016 at 10:11 pm #

      Gracias por el comentario!! Muchas veces pasa que uno está lejos y empieza a extrañar cosas o costumbres que ni siquiera tenía en su país pero que lo unen con otros coterráneos. Yo tampoco digo el típico “che boludo”, lo debería agregar a la lista. Es más, existe un libro para extranjeros que es genial para comprender la cultura y las costumbres argentinas y se llama: Che Boludo.
      Saludos!

  2. Gonza 18 diciembre, 2016 at 10:42 pm #

    Muy bueno Fran! Coincido en casi todo… menos en lo del mate y los alfajores!!! (y bueno, el acento porteño no se quita jaja). Lo de los ídolos argentinos y la viveza criolla me identifica, tampoco lo aguanto! Abrazo!

    • Francisco Ortiz 18 diciembre, 2016 at 10:46 pm #

      Gracias Gonza!! Todo bien con el acento, debo admitir que se me pegó un poco cuando viví por aquellos lados jaja.
      Un abrazo grande desde Córdoba!

  3. flavia 18 diciembre, 2016 at 10:43 pm #

    Te pasaste!!! Debemos ser varios los que nos identificamos con tus palabras, esa mayoría silenciosa.

    Te arrimo lo que observo a lo largo de nuestra historia argentina: describis costumbres romperreglas aceptadas y las cuales indican que los funcionarios se criaron así por lo que no es para asombrarnos la corrupción que sufrimos en un grado terrorífico del que todos entonces se quejan luego de haber simpatizado con el nene piola.

    Avanti!!!

    • Francisco Ortiz 18 diciembre, 2016 at 10:49 pm #

      Gracias!! Siempre supe que estábamos de acuerdo en muchas cosas jaja coincido 100% con tu reflexión, el “nene piola” tiene que dejar de ser idolatrado y empezar a ser castigado para que las cosas mejoren de a poco.
      Saludos!

  4. Carlos 19 diciembre, 2016 at 9:49 am #

    Hola, me guíe con tus comentarios en la costa oeste.
    Me sirvió mucho, gracias

    • Francisco Ortiz 19 diciembre, 2016 at 9:59 am #

      Me alegro mucho que te haya sido útil, saludos!

  5. David M. 21 diciembre, 2016 at 7:49 pm #

    Qué grande Fran! Que bien saber esos datos… Tengo otros amigos como tú. Al parecer en Córdoba son más tranquilos y no tan “argentinos”. Por otro lado los asados son brutales! No he comido una carne más rica que la de un asado argentino. A pesar de los estereotipos, los argentinos que yo he conocido son muy humildes y excelentes conversadores.

    Saludos!!

    • Francisco Ortiz 21 diciembre, 2016 at 9:21 pm #

      Gracias David! El siguiente artículo va a ser sobre los cordobeses jaja. Y sí, los asados argentinos son lo más de lo más.
      Saludos!

  6. Erica 22 diciembre, 2016 at 12:31 pm #

    Me caes muy bien! Me identifico! Nadie cree que soy Argentina cuando viajo!
    Difieron en que amo el mate y viajo con el porque me encanta enseñar algo de nosotros aunque me choquen otras tantas cosas!

    • Francisco Ortiz 22 diciembre, 2016 at 1:00 pm #

      Seguro que si nos conociéramos en persona me caerías muy bien también jaja
      Saludos desde Córdoba!

  7. Emi Romero Luna 23 diciembre, 2016 at 12:09 am #

    Que bueno Fran! Si me sentí identificada en casi casi todo, salvo por lo del dulce de leche y los alfajores, ahi es donde me gana un ser obeso que habita dentro de mi. El mate, divina costumbre que comparto de vez en cuando entre amigos , pero en verano me puedo llegar a prender fuego y no lo prefiero. Realmente siendo de Córdoba y habiendo viajado también, digo guau, no soy un extraterrestre, quizás y compartiendo tantas cosas en común como por ejemplo, TODO lo que nombraste desde Maradona y Perón , hasta el basket, me parece que podemos llegar a coincidir en algo más…. La tonada Cordobesa es lo más lindo que hay, y yo personalmente me siento felíz diciendo que soy de Córdoba en cada país que visito. Te felicito por la página, me encantaría leer más sobre gente como vos que se anima a compartir experiencias de viaje sin ningún tipo de inclinación politica o de cualquier otro tipo…
    Seguí así, viajando , escribiendo, expresando! La mejor de las suertes

    • Francisco Ortiz 23 diciembre, 2016 at 1:07 am #

      Emi, gracias por la buena onda! Ojo que el dulce de leche no es que no me guste, simplemente que no soy fan como otros y la verdad que no es que lo extrañe estando de viaje jaja. Y los alfajores porque me asqueé de comer tantos cuando era chico.
      En unos días publico el artículo sobre Córdoba y lo que me decían cuando vivía en Buenos Aires, después me decís si coincidís o no con lo que escriba.
      Saludos!

  8. Mili 23 diciembre, 2016 at 11:27 am #

    Fran,

    Sos una excelente persona y eso es lo que vale! Tus valores y raices siguen siendo argentinos me gusta que puedas demostrar que eso va mas allá de gustos o preferencias comunes a los que habitan en un mismo territorio. Sos de las pocas personas que conozco que saben autodefinirse con tanta sabiduria. Solo quiero agregar dos cosas: me parece un sacrilegio que no te guste ni el mate ni el dulce de leche; y segundo, que clara que la tiene tu fotografa! Jjajaja beso enorme!

    • Francisco Ortiz 23 diciembre, 2016 at 11:36 am #

      Mili! Gracias por tus palabras! El mate y el dulce de leche los acepto, no soy fan, pero de vez en cuando los acepto jaja. Y la fotógrafa crack, voy a seguir utilizando sus servicios hasta que me vaya de viaje de nuevo!
      Beso grande!

  9. Franca 23 diciembre, 2016 at 3:02 pm #

    No soy viajera, pero me gusta leer tu blog, es muy interesante y además escribís muy bien. Con este post me siento bastante identificada porque tampoco me caracterizan esos clichés de ser argentino. Y creo que la gente en el exterior generaliza mucho porque solo conoce a los porteños. Así como vos decís que te gustaría que reconocieran por Manu Ginobili, a mí también me gustaría que nuestros rockeros (Spinetta, Cerati, Charly) sean un distintivo y que la gente del mundo los pueda oír. Si cantaran en inglés su obra sería casi tan famosa como la los Beatles (o incluso mejor ja) pero bueno, les tocó nacer en Argentina. Messi y Maradona no son todo y tenemos una cultura enorme con muchas personalidades! En Latinoamérica se que son muy conocidos, pero que en otras partes del mundo solo nos reconozcan por ellos dos es un poco frustrante. Habiendo tanto talento no solo en el deporte. Grandísimos artistas y científicos también. Ojalá podamos revertir esa imagen de país “futbolero”. Tenemos mucho más que fútbol. Y supongo que algunos países ni se deben imaginar que acá el rock o la cumbia son mucho más populares que el tango jaja. Me gusta mucho que la gente como vos no viaje solo para viajar, sino para hacer conocer nuestro país más allá de los clichés. Saludos! Muy bueno tu blog.

    • Francisco Ortiz 23 diciembre, 2016 at 3:19 pm #

      Franca, me alegro mucho que te guste el blog más allá de los viajes. Coincido totalmente con tu visión, me parece muy importante salir del estereotipo de país futbolero que tenemos en el mundo, somos mucho más que eso. Pero me parece que la responsabilidad más grande la tenemos nosotros. No conozco ningún amigo mío que me pueda nombrar los 4 Premio Nobel que tenemos en nuestra historia sin googlear, sin embargo muchos de ellos pueden repetir la alineación titular de la selección en el último partido.

      Hoy en día es muy difícil “vender” algo que difiera de la verdad, en la era de la información es muy difícil mentir y sostener la mentira. Nos guste o no, nos conocen como un país futbolero porque la mayoría tiene al futbol como prioiridad. El cambio que necesitamos es muy profundo y es a nivel educativo y cultural. Hasta que nosotros no prioricemos y destaquemos a los que realmente lo merecen, seguiremos siendo conocidos por los Messi y los Maradona.

      Saludos!

      • flavio 26 febrero, 2017 at 7:32 pm #

        Charly cerati y spinetta son porteños. Maradona casi. En serio los provinciamos se creen mejore bueno tienen a cavallo y la mona gimenez.

        • Francisco Ortiz 27 febrero, 2017 at 3:15 am #

          jajaja no entendiste nada del artículo, seguís dividiendo y para colmo como ejemplos citás 3/4 drogadictos que eran extremadamente talentosos pero que sus vidas privadas dejaban mucho que desear. La Mona es un personaje divertido aunque tampoco comparto lo que hace o su forma de ser y no me hagas opinar de Cavallo, por favor.
          Suerte en la ciudad de la furia!

  10. gaston 24 diciembre, 2016 at 2:16 am #

    Me parece que el post mas que hacer referencia a que no sos argentino, es que sos aburrido vieja. No tenes acento, odias viveza criolaa, no te gusta el futbol, solo el basquet, no sos apasionado con ningun deporte, no te gusta el dulce de leche, que no se que problema con la carne….Eso es ser una persona aburrida, las cuales exceden a las nacionalidades. ¿o acaso hay diferencia entre un aburrido de noruega y otro de cuba?.

    • Francisco Ortiz 24 diciembre, 2016 at 9:10 am #

      Gastón, la verdad que no pienso igual pero entiendo tu punto de vista porque gran parte de la gente que cumple con la mayoría de los puntos expuestos me dice que soy aburrido. Sobre todo los fanáticos del fútbol, bien calentones y re “vivos”. Ser aburrido o no es una apreciación sumamente subjetiva, y en mi opinión es algo muy diferente según la cultura de cada sociedad. Claro que para vos un aburrido de Noruega es lo mismo que uno de Cuba. Pero no estoy seguro que alguien de Noruega o de Cuba tenga tan claro que yo soy aburrido como alguien bien argentino.
      Saludos compatriota!

  11. Clau 16 enero, 2017 at 4:09 pm #

    Escribis muy bien! Me gustó el artículo y coincido en q esas cosas nos estereotipan aunque quizás más adentro que afuera. Cuando estuve en Europa siempre creían que era italiana jaja pero además de la anécdota me di cuenta que lamentablemente pocos conocen a la Argentina más allá de Maradona, Messi y ahora el Papa Francisco (y el Pipita en Nápoles aunque ahora lo odien). Muy de argentino es creerse el centro del mundo también y cuando salís te das cuenta que en el mapa somos un puntito que está bueno dar a conocer cuando hablas con otros. El mate no lo negocio! No sólo xq me gusta sino porque me encanta convidarle a los extranjeros y ver su cara de “que exótico lo que estoy haciendo” cuando van a probarlo jaja. Algo importantisimo que no nombraste (aunque seguro salta cuando hables de los cordobeses) es el fernet!!! Mi segunda carta de hacer amigos es el querido Branca que cumple la misma función que conte del mate pero a la noche en ronda de recién conocidos (en Londres sentados en la vereda un mexicano, un húngaro, una argentina, una francesa y un tailandes tomando un fernezazo… victoria personal de crear lazos con el Branca jaja). Abrazo grande cordobés de parte de otra cordobesa!!!

    • Francisco Ortiz 16 enero, 2017 at 4:40 pm #

      jaja gracias por tus palabras y gracias por contar tu experiencia Clau! Es cierto que nadie nos conoce más allá del fútbol, en algunos lugares el Papa y no mucho más. Y la escena que describís del mate es tal cual. Me pasó de vivirla en momentos en los que viajé con otros argentinos. Los extranjeros no entienden nada. Y el fernet jaja tampoco me gusta y efectivamente lo escribí en el artículo “Dicen que no soy cordobés” pero es cierto que el fernet con coca no es algo común en otro países. Aunque en ambos casos hay muchos que no les gustan porque son amargos, pero les despierta curiosidad, eso seguro.
      Abrazo grande!

  12. Florencia 26 febrero, 2017 at 3:43 pm #

    Cheeeee, que buen artículo!. Me encantó la última parte de las etiquetas que si cumplís! , me pasa que me encanta hablar de todo, pero la política y el dólar son como mis temas y también me informó antes , obvio. Hablo con sh, pero creo que también me diferencia esto de que odio la viveza criolla, me pone mal cruzarme con gente de mi país que no respeta normas, cultura y que quieren moldear el país en el que están, al nuestro. Te leí bastante, pero me cuelgo y no escribo comentarios. Suerte , te sigo leyendo.

    • Francisco Ortiz 26 febrero, 2017 at 4:05 pm #

      jaja me alegro que te haya gustado Flor! Y sí, esa gente es irritante, me exaspera jaja. Cuando quieras sale una charla del dólar y algo de política. Estoy lejos pero sigo leyendo los diarios y estando informado por mis inversiones que tengo que monitorear cada tanto.
      Saludos desde Georgia!

  13. Amparo 27 febrero, 2017 at 3:06 am #

    ¡Hola! Me gustó bastante tu artículo, es el primero que leo y plantea otra perspectiva de lo que puede llegar a ser la argentinidad. Obviamente coíncido en muchas cosas y en otras no, pero lo que más me choco fue el tema de las carreras humanas en Argentina. La verdad que estudio Letras en la UBA y no me parece una carrera fácil para nada. Te doy la razón en que la educación pública tenga sus deficiencias pero al menos a mí me tocaron profesores buenisimos hasta ahora.
    Voy a seguir leyendote. Ojalá sigas bien.

    • Francisco Ortiz 27 febrero, 2017 at 3:25 am #

      Amparo, me alegro mucho que te haya gustado y bienvenida al blog! Menos mal que no coincidís con todas porque serías un bicho raro como yo jaja. La verdad es que yo hablo desde mi experiencia y como todo es una generalización. Me recibí haciendo un trabajo sobre la decadencia de la educación pública universitaria en Argentina. Puedo hacer todo un blog al respecto. No digo que sea mala, digo que no es buena y cualquiera que le mete ganas se recibe. Está lleno de gente que gasta recursos del estado por décadas y todas las cosas que ya todo saben pero que nadie se anima a decir o cambiar porque es antipopular. Y profesores hay de todo. Mi crítica es más hacia el sistema en general, en todo el mundo ni siquiera es algo puntual de Argentina. Hoy en día el acceso a la información es mucho más sencillo y estamos en un mundo tan dinámico que ya no existe más el sabelotodo que baja línea de conocimientos a sus alumnos. Se co-construye. Pero hay miles de variables a analizar. Para mí mientras la política universitaria no esté asociada al rendimiento académico, las propuestas nunca van a ir en pos de mejorar la calidad educativa. No digo que sea la solución pero siempre me pareció curioso como ne mi facultad nunca había un buen alumno en el centro de estudiantes y todas las propuestas eran para hacer todo más fácil.
      En fin, lo dejo acá porque sino me escribo un artículo entero en un comentario jaja.
      Saludos desde Georgia!

Dejá un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes